Presentación
Inicio
¿Qué es la APC?
I+D+i
Investigación asociada
Contacto
  Actualidad
Casos de investigación
Canal Ciencia
Noticias
Convocatorias
  Otros
Enlaces de interés
Glosario

Casos de investigación

La UCLM patenta un sistema electrónico para el mando automático de los riegos agrícolas
06/10/2010

El grupo de investigación del departamento de “Tecnología Agraria y Protección de Cultivos”, liderado por el catedrático Andrés Porras ha logrado patentar un sistema electrónico para el mando automático de los riegos agrícolas que permite que los diferentes cultivos se desenvuelvan dentro de unos intervalos de humedad máxima y mínima de suelo, previamente preestablecidos por el agricultor. Las principales ventajas que presenta este sistema son la sencillez de fabricación, la comodidad de instalación, la facilidad de manejo y la fiabilidad de funcionamiento.

Para entender la invención, conviene saber que el riego permite aplicar al suelo el agua que requieren las plantas. El suelo recibe el agua y la almacena en sus poros, cediéndola a los cultivos según la necesitan. Aportar al suelo la cantidad de agua que requieren los cultivos exige disponer de datos, que son, en unos casos los correspondientes a una zona en la que se tiene experiencia, en otros, los más comunes, es preciso hacer un estudio en el que intervienen el clima, las características del suelo, del agua de riego y del cultivo.

Conocidas todas estas variables (clima, suelo, cultivo y salinidad del agua), se pueden determinar la dosis y frecuencia de riego. El volumen máximo de agua que se puede aportar en cada riego a un suelo está ligado a la textura, estructura, densidad aparente, porosidad y velocidad de infiltración.

Sistema novedoso

En el modelo desarrollado, permite de manera automática poner en marcha y detener el riego haciendo que el cultivo se desarrolle siempre entre los niveles de humedad del suelo que el agricultor considere más idóneos, evitando el exceso de riego y por consiguiente, el derroche de agua.

                                                     

Para ello, en lugar de un manómetro, se ha utilizado un tensiómetro que utiliza un microtubo de vidrio doblado según una U invertida y que conecta el interior del tubo con una cápsula que contiene mercurio. Al secarse el suelo, el mercurio de la cápsula sube por el microtubo de vidrio o plástico transparente, llegando a más o menos altura según el potencial mátrico, que es el que generan los mecanismos de retención del agua del suelo, denominados mecanismos de adhesión y cohesión. Así, cuanto más seco se encuentre el sustrato, mayor es la presión que hay que aplicar para extraer la solución nutritiva y por tanto mayor cantidad de energía tendrá que emplear la planta para extraerla.

Para automatizar la puesta en funcionamiento y la detención del riego entre los niveles de humedad del suelo establecidos como máximo y como mínimo, en el microtubo de vidrio o plástico transparente del tensiómetro se insertan dos cápsulas que actúan como sensores y que detectan a través de un LED enfocado sobre una fotorresistencia LDR los niveles de mercurio, que según la mayor o menor depresión en el tubo, asciende o desciende en el microtubo.

La cápsula construida en aluminio, lleva un orificio por el que pasa con poca holgura el microtubo de vidrio o de plástico. Para fijar la posición de la cápsula se utilizan arandelas de caucho situadas en las caras superior e inferior de la cápsula. En las caras laterales opuestas se tallan en una de ellas un orificio con las dimensiones de un LED y en la opuesta otro orificio con capacidad para alojar en él la  fotorresistencia LDR, que permite recoger lecturas con el fin de encender o apagar un equipo convencional de riego de plantas. Se trata en definitiva de un circuito electrónico simple y barato que permite utilizar las señales de los dos sensores, para de forma automática, poner en marcha el riego cuando el suelo esté seco y de mantenerlo hasta que alcance la humedad necesaria.

Un novedoso sistema que podría adecuarse a otros usos potenciales como pueden ser la optimización del riego industrial, o cualquier tipo de riego por goteo o aspersión en grandes superficies como campos, jardines, terrenos deportivos y similares.

Agencia de Prensa Científica, 6 de octubre de 2010

 


VOLVER

Ministerio de Educación y CienciaFundación Española para la Ciencia y la TecnologíaRed de unidades de Cultura Científica Inicio | APC | I+D+i | Investigación asociada | Contacto | Casos | Canal Ciencia | Noticias | Convocatorias | Enlaces | Glosario